Cómo vestirte para el éxito

Una parte muy importante de la preparación para una entrevista de trabajo es elegir el atuendo apropiado, tomando en cuenta el puesto al que aspiras y la cultural laboral de la empresa para la que te van a entrevistar. Debes investigar si existe un código de vestimenta, averiguar en la medida de lo posible cómo se visten los empleados del área en la que está la vacante y qué actividades pudieras realizar en este puesto, para que tu atuendo demuestre que estás preparado para los retos de la vacante.

Aunque cada profesión tiene sus reglas no escritas de lo que debes y no debes usar, las reglas básicas que debes seguir son asegurarte que tu atuendo esté limpio, libre de arrugas, no te cause ninguna incomodidad y sobretodo, que te haga sentir seguro de ti mismo.

Dado que los seres humanos asociamos diferentes cosas a cada color, puedes aprovechar esto para proyectar diversos atributos a través de los colores de tu atuendo, usando la psicología del color a tu favor.

Conoce los atributos de cada color y prepara tu atuendo para proyectar lo mejor de ti:

Negro- Usar un atuendo con este color puede demostrar elegancia, fuerza, poder y estabilidad, aunque si abusamos de este color, podemos ser percibidos como pesados o amenazantes

Blanco- Cuando usamos atuendos de este color se nos asocia con pureza, limpieza y creatividad pero también es un color que se reserva para ocasiones especiales, como bodas o bautizos, por lo que debes usarlo en cantidades pequeñas.

Gris- Vestir de este color refleja estabilidad, seguridad y sentido práctico, pero también se asocia con depresión y mediocridad, así que es mejor usar ciertos toques en el atuendo en este color nada más.

Rojo- Cuando vemos a alguien vestido de este color pensamos en alguien alegre, energético o motivador, pero también podemos pensar en peligro o en alguien atrevido, por lo que es importante no abusar o usar tonos oscuros para evitar que sea muy escandaloso.

Azul- Este color se asocia con la calma, la productividad, la sabiduría, la lealtad y la sinceridad, así que puede ser tu aliado para proyectar profesionalismo.

Verde- Incluir este color en nuestro atuendo puede representar a alguien aventurero, amistoso y saludable pero en exceso o en los tonos incorrectos, asociarse con melancolía o indiferencia, por lo que hay que cuidar mucho cuando lo usamos.

Amarillo- Este color da la impresión de alguien seguro de si mismo, alegría, optimismo y creatividad, pero puede ser un color muy fuerte para la vista o asociarse con la cobardía o el resentimiento, por lo que debe usarse poco o en tonos oscuros.

Anaranjado- Si usas este color con cuidado, puedes reflejar energía, vitalidad y ser una persona divertida pero abusar del mismo te puede hacer ver una persona agresiva o escandalosa por lo que es importante usarlo con medida o en accesorios discretos.

Morado- Cuando vistes de este color puedes representar prosperidad y sofisticación pero también puedes ser visto como alguien conflictivo o melancólico, por lo que debes asegurarte de usar sus tonos más alegres.

Café- Si utilizas este color con mesura, refleja estabilidad y confianza pero si usas mucho de este color o los tonos oscuros, puede ser percibido como sucio, corriente o rústico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *