Las oportunidades no se destruyen, sólo se transforman

Como madre o padre de familia algunas veces se convierte en algo difícil retomar el camino profesional en el mundo de las empresas, tomando en cuenta que como colaboradores nos comprometemos a seguir sus normas; horarios, permisos y responsabilidades como parte de nuestra vida y más cuando después de habernos tomado un tiempo para dedicarlo por completo a los hijos o a otras actividades. Un claro ejemplo de ello es Karla,  quien tomó la decisión de dejar su último empleo para estar junto a su hijo durante sus primeros años de vida.

Karla, es Licenciada en Mercadotecnia ha liderado distintos proyectos en una agencia, sin embargo, transcurrido el tiempo la vida y sus prioridades cambiaron, por lo que tuvo que cambiar de rumbo. Durante este periodo  que podríamos llamar de “hibernación”,  se dedicó a tomar cursos virtuales en distintas plataformas y a leer  enfocándose por completo a administrar y crear contenido para redes sociales de distintas marcas, social media manager. Reinventarse profesionalmente lo llama Karla, el punto en que eliges tomar tu talento  y transformarlo para aplicarlo en tu vida profesional. No cabe duda que conlleva riesgos, pero no todos están dispuestos a tomar esas rutas alternativas.

En algún momento de nuestro camino profesional quizá nos hemos sentido frenados y Karla es uno de tantos ejemplos por mencionar para animarse a reinventarse profesionalmente. Se trata de analizar nuestro entorno, tomar oportunidades y decisiones que nos sirvan de trampolín para que en un futuro nos lleven más lejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *