Reclutar… una laborar de nunca acabar.

Velo como quieras, un ejercicio, una actividad, una pasión, lo que sea que es, el reclutar es importantísimo y fundamental en las empresas. Una de las bases que sostienen la organización y dinámica de la empresa es el talento que atraes a la misma.

Cuando se abre una vacante puede que recibas muchos curriculums (si es una empresa reconocida, no se diga…), sí la rotación es mucha, el trabajo se multiplica. Después inicia el filtro para ver quienes cumplan con el perfil, revisar quienes serán los aspirantes viables, y todo el arduo labor para presentar a los candidatos.

Como reclutador eres valioso en la organización, eres buscado por muchos.

En este proceso, ¿dónde quedan quienes no cumplen con el perfil?, esos que no tienen las aptitudes necesarias o la preparación deseada, dónde quedan las intenciones del aspirante de ser escuchado a través de un papel, que muchas veces queda corto para hablar de una persona, de hecho siempre faltara algo para conocer a alguien completamente.

Admiro a los reclutadores por la gran labor que deben hacer, pero admiro más a quienes se toman un momento para agradecer a todos los aspirantes, por más incompetente que parezca la persona (aclaro que parezca, ya que el deseo de salir adelante rompe barreras cuando alguien se lo propone), admiro que no pierden la sensibilidad ante quienes por la desesperación se postulan a puestos que quizás no tienen nada que ver con su trayectoria, pero que lo intentan, admiro que un correo de agradecimiento nunca estará de más en las empresas, ayuda a la misma a darle seriedad y profesionalismo.

Bueno fuera que nunca se olvidara que todos somos personas, que todos queremos salir adelante, que muchos queremos estar en constante aprendizaje y esto mantuviera a los reclutadores sensibles ante el postulante. Además, hay muchas herramientas que ayudan a que esta tarea sea muy fácil, en Empleonuevo.com se cuenta con la herramienta para enviar cartas preestablecidas a los aspirantes, informar del proceso y agradecer la postulación e interés.

Nunca olvidemos de dónde venimos, que todo se haga con amor, recuerda: el mundo da tantas vueltas, que mejor que ser bueno con todos.

¿Qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *